<<Back To AC Manga Galerías Música Colabora

Shinsengumi

Saitô Hajime

Los shinsengumi no sólo consistían en un grupo de gente dando de tortas por ahí a los opositores del régimen Tokugawa. Entre ellos había una sección de espías liderada por uno de estos personajes de los que se sabe todo y nada a la vez, Saitô Hajime斉藤 一, tiene algo de guasa el nombre este, "hajime" significa comienzo, comenzar, empezar, debido principalmente a que nació el 18 de Febrero de 1844, primer día del primer mes del calendario lunar japonés. Si algo se demuestra con individuos como Saitô-sama es que ni el honor, ni el valor te ayudan a sobrevivir, pero si eres lo suficientemente listo te conviertes en todo un superviviente, y eso es lo que vamos a ver en este artículo, a un superviviente nato.
Como viene siendo la tónica entre todos estos miembros del shinsengumi, ni siquiera podemos fiarnos de que Saitô Hajime fuera su verdadero nombre, porque se le conoció por muchos otros a lo largo de su vida:
Yamaguchi Hajime, Saitô Hajime, Yamaguchi Jirô, Ichinode Denpachi, Fujita Gorô
Hijo de un soldado llamado Yamaguchi Yusuke, tal vez tuvo un hermano mayor y por eso utiliza a veces el nombre de Yamaguchi Jirô (segundo hijo de la familia Yamaguchi). Dicen las malas lenguas que tuvo que huir de Edo porque asesinó a alguien, pero no está documentado.
Comenzamos a saber de él a partir de que aprobó el examen para entrar en los shinsengumi y se convirtió en el capitán del tercer regimiento de shinsengumi (21 de Abril de 1863), plenamente dedicado a las labores de espionaje, para descubrir posibles levantamientos, investigar los movimientos del enemigo y controlar a posibles futuros elementos subversivos. Así que podemos imaginarnos, repito IMAGINAR que no puedo DEMOSTRAR CIENTÍFICAMENTE, a un Saitô-sama experto en disfraces, con miles de conexiones por toda la ciudad de Kyôtô y apostado en las sombras de la noche siguiendo a individuos sospechosos. Actividad esta que le venía que ni pintada, porque las crónicas hablan de un tipo bastante callado, reservado hasta extremos insospechados, taciturno e introvertido.
Posible fotografía de Saitô-sama:


Peeeeroooo, como siempre en los japoneses hay una doble personalidad y si querías ver el "animal que llevaba dentro" simplemente te tenías que ir de copas con aquí el amigo Saitô y no tardaría en convertirse en un verdadero bruto del que mejor era salir huyendo. (Uy! qué extraña sensación de dejà-vu, no???), al día siguiente la resaca le devolvía a su estado natural.
Ya he comentado antes que si por algo se caracterizó durante su vida fue por ser un superviviente nato, individuo salido de la nada consiguió casarse con Tokio Takagi 高木時尾, hija de un daimyô (ahí es ná), con la que tuvo varios hijos, el primero en 1876 de nombre Tsutomu.
Mujer y primogénito:


Segundo hijo:


Tercer hijo:



Después de la revolución Meiji, nuestro protagonista no dudó en cambiar de bando, cambió su nombre por Fujita Gorô e ingresó en el cuerpo de policía, incluso consiguió un permiso especial para poder llevar katana para luchar en el levantamiento de Satsuma, a pesar de la prohibición expresa de llevar este tipo de armas. Eso sí, continuó desempeñando el trabajo que mejor sabía hacer, espía, aunque dentro de la policía se convirtió más bien en un tipo de miembro de "asuntos internos".
Ya anciano trabajó como vigilante en el museo de Edo, imaginaos entrar en el museo y ver a ese adorable personajillo que en realidad había sido uno de los más terribles y temidos espías en Kyôtô....
Murió con 72 años el 28 de Septiembre de 1915, aquejado de una terrible úlcera de estómago que no le impidió seguir bebiendo sake en grandes cantidades, lo cual aceleró su final.
Su tumba:






Los lobos de Mibu



Entre los nuevos privilegios de la patrulla rônin de Mibu, se les concedió el derecho de llevar un estandarte propio. Se eligió para el nobori un fondo rojo con diseño de montaña en blanco para la parte inferior y en el centro el kanji "makoto" 誠 まこと que significa "sinceridad extrema, fidelidad" uno del os 7 preceptos del bushidô, propuesto por Hijikata. Por su parte Serizawa Kamo había propuesto "ryû" 龍りゅう que significa "dragón", pero no tuvo suficiente éxito.


Otro de los elementos importantes de esta patrulla, que servía como refuerzo en los alrededores de Kyôtô a la policía, fue el código que pasó a regir todas las acciones de sus miembros. Se ha especulado sobre quién debió de redactarlo, se propuso en un principio a Isami Kondô o a Serizawa Kamo, pero el primero no era muy fan de las normativas y en muchas ocasiones tuvo "manga ancha" para con según qué asuntos, por su parte el segundo..... el segundo.... qué se podría decir de Kamo y las normas?? creo que es evidente que no había norma que pudiera con su genio.
Por lo tanto, y siendo que era el individuo más obsesionado con el código de honor samurai etc... Hijikata Toshizô es la persona que más probabilidades tiene de haber sido su autor.
Las más importantes son:
1- Está prohibido desviarse del recto camino de todo individuo
2- Está prohibido abandonar la patrulla rônin
3- Está prohibido obtener dinero en cualquier otro asunto no concerniente a la patrulla rônin
4- Está prohibido intervenir en asuntos que no tengan que ver con la patrulla
5- Está prohibido combatir por cuenta propia
Otros de ellos hablan de que si es herido de muerte un jefe de unidad durante un combate, el resto de su grupo deberá seguir luchando hasta su propia muerte. Si se ha realizado un combate con numerosas pérdidas, está prohibido recuperar los cuerpos de los caídos excepto el del jefe de unidad.
Isami Kondô dirigía uno de los grupos y Serizawa Kamo el otro, evidentemente cada cual llevó su propia versión de cómo debía de ser una patrulla rônin, aunque con una cosa en común, la falta de financiación. Esto provocó que los primeros 13 miembros del posterior shinsengumi pasaran hambre y no tuvieran más que unos cuantos harapos que vestir, todo ello bastante alejado de lo que debiera ser una patrulla colaboradora de la policía.
Además estaba el problema de que a medida que pasaba el tiempo se iban uniendo mas miembros al grupo, gracias a las campañas de reclutamiento que realizaban por los alrededores de Kyôtô y Ôsaka, cuentan que sin hacer distinción entre samurai, rônin, campesinos, etc... mientras supieran demostrar su destreza con la espada. Pronto de 13 pasaron a 70 integrantes y eso precisa de dinero, instalaciones y un uniforme que les distinguiera de los grupos incontrolados de rônin y maleantes que abundaban por la ciudad.
Serizawa sabía de la existencia de un rico comerciante en Ôsaka que era partidario del clan Aizu, del cual era dependiente también la patrulla Mibu aunque un poco a su manera... Junto con los de su confianza se dirigió a la casa del comerciante para pedirle una suma de dinero como patrocinador. Sin embargo uno de los sirvientes les vio tan mal aspecto que consideró que se trataba de un grupo de extorsionadores (práctica típica de la época) y ni siquiera les dejó entrar. Kamo le recriminó su acción diciendo: acaso un grupo de rônin no se merece esperar al dueño de la casa tranquilamente tomando un té?
Asustados los criados les dejaron entrar, pero mientras tanto el comerciante ya había dado aviso al gobernador de que había un grupo amenazante exigiendo una cantidad de dinero en su casa. Cuando el delegado del shôgun supo quiénes eran tranquilizó al sirviente y le aseguró que eran siervos del clan Aizu y que se les entregara lo que pidieran.
Así consiguió el grupo Mibu una financiación estable y un partidario más para su causa, porque el comerciante a partir de entonces no sólo les dio dinero sino que además se convirtió en gran amigo.
Con dinero fresco en el bolsillo, se decidió que ya era hora de cambiar el aspecto de rufianes apestosos y proporcionar un elementos distintivo, un uniforme oficial. A este respecto hay mucha controversia, porque como en todas las cosas el idioma japonés es complicado...... se tiene dudas sobre si el hanten o chaqueta que llevaban sobre kimono y hakama era de color amarillo claro con diseño de montañas en azul, o si era color azul claro con diseño de montañas en blanco (asagi-iro 浅黄色=color amarillo claro; 浅葱色=color azul claro). Lo más lógico es que fuera en amarillo porque era el color del clan Aizu, pero se ha hecho más popular el azul porque queda mucho más impactante el resultado.





Cartel turístico con los Mibu rôshi-gumi como reclamo:



Cuidado porque a veces se confunden y ponen un hanten blanco con diseño en las mangas en negro, no es correcto puesto que ese diseño pertenece a otro grupo de rônin anterior a los shinsengumi, se trata del uniforme de los 47 rônin, los leales de Asano. En esta fotografía se ha vestido a un supuesto Kondô-sama de manera incorrecta, además de que el nobori con el kanji también está mal, los triángulos deben ir abajo:


A pesar del buen aspecto que lucían después de la puesta en escena de los uniformes no gozaban todavía del cariño de la gente, principalmente por las acciones de Serizawa Kamo que seguía muy en su línea, es decir, frecuentaba burdeles y se iba sin pagar, exigía cantidades de dinero a las personas que pedían la protección del grupo Mibu, mataba cuando le apetecía y porque le apetecía.... En definitiva, que había implantado su ley en el barrio de las afueras como uno más de los señores feudales.
Se cuenta que habiéndose organizado una presentación de animales exóticos en Kyôtô se extendió el rumor de que el tigre que habían traído no podía estar tan tranquilo rodeado de pájaros tropicales sin hacerles nada, así que la única posibilidad es que todo fuera un engaño y en realidad fuera un hombre disfrazado de tigre. Kamo oyó dicho rumor y decidió ir a comprobarlo, se presentó en el lugar, empujó al guarda de la jaula, abrió la puerta y se plantó delante del animal. Acto seguido desenvainó su katana en un certero golpe que terminó a pocos milímetros del hocico del "falso tigre" que (afortunadamente) simplemente abrió la boca y emitió un gruñido (una especie de simil bostezo-"pero este tío de qué va"). Mientras tanto los gritos de cuidador, dueño y sirvientes varios llegaban desde la verja llenos de terror pidiéndole que saliera del recinto. Sin embargo los acompañantes del rônin les recriminaron diciendo: pero qué decís!!!! es Kamo-sensei el que está ahí. Ha venido a comprobar vuestro fraude".
Dicho esto los otros se quedaron callados (está claro que no porque estuvieran asombrados del valor de Serizawa, sino que me supongo yo que al oír el nombre del individuo más loco de todos los tiempos prefirieron dejar hacer antes que jugarse la vida frente al famoso abanico de hierro).
El "humano" se sentó delante del trigre y estuvo durante un rato observándoles, después salió del recinto y dijo: "no es falso, pero los loros sí lo son, están teñidos". Después de esto se marchó del lugar.
Pero no siempre eran anécdotas graciosas, porque en una ocasión estando de patrulla por los alrededores el grupo tuvo que quedarse a dormir en una posada. Kamo y Niimi no podían dormir así que salieron a uno de los burdeles cercanos para entretenerse, no se sabe si el dueño es que ya conocía la fama de moroso de nuestro protagonista, el caso es que no les dejó entrar, error fatal...... Borracho como estaba Serizawa, ya sabemos que se volvía imprevisible así que totalmente cegado por la furia, volvió a la posada, cargó el cañón que solía llevar la patrulla y disparó contra el burdel. Probablemente no lo cargó muy bien y esto produjo un incendio de enormes dimensiones del cual se tuvo que hacer responsable Isami Kondô...... Evidentemente está claro que este suceso junto con el del numerito de la hoguera la primera vez que se encontraron ya empezó a provocar el odio de los integrantes del grupo de Kondô, sobretodo de Hijikata tan amigo de las normas, el deber y el código del honor (que todos sabemos por dónde se lo pasaba Serizawa Kamo día sí, día también).
Se organizó una investigación interna y se encontraron suficientes pruebas como para culpar a Niimi Nishiki (no así para Kamo que se libró) que fue condenado a realizar seppuku según las normas del código de los rônin de Mibu.
A pesar de haber estado al borde de ser castigado con la muerte, Serizawa no debió de preocuparse demasiado porque siguió provocando incidentes. Era tal el odio que les tenían los habitantes de Mibu que comenzaron a llamarles con un juego de palabras Mibu-rô, los lobos de Mibu, puesto que "rô" es la misma lectura para el kanji de rô que se utiliza en la palabra rônin que para el kanji de lobo 狼.
Sin embargo siempre le llega el momento a este tipo de gente en que se pasan tanto de la raya que terminan mal. En el caso de Kamo tiene nombre de comerciante de Kyôtô, Yamato Sôbe.
Por la ciudad iba actuando un grupo partidario del emperador que exigía el pago de una extorsión a todos aquellos comerciantes que negociaban con extranjeros, si no pagaban sus tiendas eran incendiadas. Era el caso del lugar regentado por Yamato-san, el cual pidió protección a la policía de Kyôtô y ésta por falta de personal destinó el trabajo a los "lobos de Mibu". Tal vez el comerciante no se fió de que le fueran a proteger en condiciones, así que ofreció a la vez una alta suma de dinero, 10.000 ryô al clan Daigo (próximo al emperador) para que también le protegiera.
Claro que.... en Kyôtô todo se termina sabiendo y enterado Kamo de que otros habían recibido dinero por hacer el mismo trabajo, se plantó frente a las puertas de la tienda Yamato exigiendo una explicación de por qué él no había recibido nada y los demás sí. Como siempre no le dejaron pasar y le despidieron diciendo que el dueño no estaba.
Supongo que a estas alturas ya todos vosotros conocéis qué es lo que pasaba cuando Kamo sonreía sin darle importancia a algo....... Bien, también aquí sonrió, se dio la vuelta y ordenó un ataque masivo contra la tienda. Se orientó el cañón que comenzó a bombardear el lugar, pero claro la casa era fuerte y en vez de prenderse fuego de inmediato la cosa tardaba en caer, así que Kamo siguió disparando una y otra vez. Como podéis suponer no siempre debió de acertar, y algunas llamas saltaron hacia edificios cercanos, produciéndose otro terrible incendio, sin que los hombres de Mibu del grupo de Serizawa permitieran que los bomberos llegaran hasta la tienda para sofocar las llamas, amenazándoles con sus espadas.
Se cuenta que el bombardeo duró desde aquel día hasta la tarde del siguiente, cuando ya no quedó del edifico piedra sobre piedra; y que en todo momento Kamo estuvo contemplando el espectáculo desde un tejado cercano mientras se reía a carcajadas (con perdón, pero literalmente "el tío se escojonaba de la risa").
El problema es que Yamato tenía muchos contactos, como todo buen comerciante y claro el asunto pasó sin pena ni gloria por el gobernador, pero se encontró con las iras del daimyô de Aizu, Matsudaira Katamori, que no le gustaba que la gente a su servicio sacara los pies fuera del tiesto. Kamo actuaba demasiado por libre y eso tenía que terminar de inmediato, así que ordenó a Isami Kondô, Hijikata, Okita y Sanosuke que le asesinaran.
"El pato salvaje" tenía los días contados.


Una semilla plantada por una traición



Dejamos a los nuevos reclutas de camino a Kyôtô para unirse a las "rôshi-tai" que controlarían la seguridad en la capital durante la visita del shôgun y posteriormente funcionarían como patrullas regulares al cargo de vigilar la afluencia de "rônin" a la ciudad imperial.
Creo que ya quedó claro que dentro de los personajes que se unieron a la causa shogunal había dos grupos principales, los antiguos miembros del dôjô Shieikan con Kondô Isami a la cabeza y los antiguos miembros del grupo Tengû con Serizawa Kamo a la cabeza.
La primera vez que se encontraron no tuvo precisamente un final feliz y seguramente, al menos Hijikata que era muy suyo, le debieron jurar odio profundo de por vida al loco del "pato salvaje".
Todos los aspirantes viajaban juntos y eso planteaba ciertos problemas de alojamiento a lo largo del camino, para ello se habían designado grupos más pequeños al cargo de una persona que se adelantaba y buscaba dónde dormir por esa noche. Uno de los encargados fue Kondô-sama, que con su lista más o menos en la memoria se fue a negociar al pueblo más cercano. Bien porque no se acordó, bien porque no había contado correctamente, el tema fue que se olvidó de reservar dormitorio para Kamo-san y cuando llegó el grupo nuestro querido psicópata montó en cólera contra el dueño del dôjô Shieikan.
Como todos sabemos, los cambios de humor en el afectado eran constantes y sin pensárselo dos veces dijo a todos que olvidaba el tema, que no era problema y que buscaría alguna solución por sus propios medios.
Esa misma tarde, Kamo-san montó una enorme pila de ramas en el centro del patio del albergue que superaba el tejado del mismo. En cuanto se hizo de noche le prendió fuego y se tumbó a dormir. Imaginad por un momento la histeria que se desató en la posada cuando las llamas comenzaron a lamer los tejados no sólo de aquel edificio sino que las chispas saltaban a los más próximos. Sonaron todas las campanas de alarma, la gente se tuvo que levantar de un salto y correr hacia los tejados para humedecerlos e impedir una gran desgracia.
Kondô-sama gritaba a Kamo-san que apagara aquella hoguera, pero el otro seguía durmiendo con una gran sonrisa. Nadie durmió aquella noche en el pequeño pueblo hasta que las llamas se consumieron por sí solas; evidentemente el jefe de los reclutas consideró culpable a Kondô Isami que tuvo que soportar una buena reprimenda. No creo que los hombres del dôjô Shieikan se quedaran tan tranquilos después de semejante espectáculo..........
A su llegada a Kyôtô (23 de Febrero de 1863) todos nuestros protagonistas tuvieron que pasar un examen de manejo de la espada y todos ellos lo aprobaron pasando a formar parte de los Rôshi-gumi, los defensores de Kyôtô, las patrullas bajo el mando del jefe de la policía (Kyôtô Shugoshoku) de la ciudad, el daimyô de Aizu, MATSUDAIRA KATAMORI, y la supervisión directa del samurai KIYOKAWA HACHIRÔ, encargado de la división de tropas, coordinación de las mismas y formación de los soldados. Estaban constituídos por 10 grupos (bantais) con un capitán cada uno, destinados a determinados barrios de Kyôtô.
Matsudaira Katamori:


Kiyokawa Hachirô:


Tanto los hombres de Kondô Isami como de Serizawa Kamo fueron destinados a la zona de Mibu, un pequeño pueblo-barrio cercano a la capital. Allí se instalaron a su vez divididos la gente del pato salvaje en el cuartel de Yagi Gennojô y los de Shieikan en Maekawa Shôji.
Yagi Gennojô:


Maekawa Shôji:




Sin embargo, lo que desconocían los nuevos guardianes de Kyôtô es que su jefe al mando KIYOKAWA HACHIRÔ en realidad los estaba entrenando para defender al emperador y formar parte de las tropas de los "Ishin shishi", los partidarios de la destitución de shôgun y la implantación de un nuevo gobierno imperial que expulsara con mano firme a los extranjeros de Japón. Convocados en el templo de Shintoku, se comunicó a las tropas cuáles eran las verdaderas intenciones, marchar hacia Edo donde atacarían el asentamiento extranjero de Yokohama y así obligar a la diplomacia del bakufu a reconocer su debilidad además de verse afectado por un conflicto internacional del que no saldría bien parado.
Kiyokawa-sama no esperaba encontrar ningún tipo de oposición en sus filas, sin embargo dos grupos se levantaron y dijeron que no se iban a unir a la causa imperial, eran los encargados de la zona de Mibu. Al fin y al cabo ellos habían acudido a Kyôtô para defender al shôgun, no para unirse a las tropas de la rama "sonno joi". Bueno, en realidad tanto los hombres de Serizawa como los de Kondô habían llegado a un acuerdo con el daimyô de Aizu por el cual él se encargaría personalmente de protegerles de la ira de Kiyokawa.
Tras muchas discusiones el grupo disidente permaneció en Kyôtô mientras el resto se marchaba hacia Edo. Evidentemente el shôgun tuvo noticia de semejante traición y ordenó asesinar a Kiyokawa Hachirô desbaratando sus planes por completo.
Así quedaron atrás un grupo de 13 hombres destinados a pasar a la Historia, algunas crónicas dan el número de 24 hombres, aunque probablemente los que se negaron a marchar y no pertenecían a los "protegidos" del daimyô fueran asesinados en esos días.
Los nombres de los fieles al shôgun :
Grupo de Kondô Isami: Hijikata Toshizô, Okita Sôji, Inoue Genzaburô, Nagakura Shinpachi, Harada Sanosuke, Tôdô Heisuke, Yamanami Keisuke, Nagakura Shinpachi.
Grupo de Serizawa Kamo: Niimi Nishiki, Noguchi Kenji, Hirayama Gorô, Hirama Jûsuke.
Asesinado el traidor y permaneciendo fieles los hombres de Mibu, el daimyô de Aizu les nombró "Mibumura rôshi", la patrulla rônin de Mibu. La semilla de los shinsengumi acababa de ser plantada.

Serizawa Kamo, bicho malo nunca muere



Como recordaréis en el anterior artículo hablaba de grandes héroes en la historia del shinsengumi, hombres de valor y nobleza que se preocupaban por servir a su país y llevar un comportamiento conforme al código samurai.
Sin embargo todo líder heroico tiene su contraposición en un anti-héroe, un tipo rastrero que no acata ninguna ley porque él hace sus propias leyes. Si además ambos están condenados a entenderse, el encuentro provoca no chispazos sino puras explosiones.

-SERIZAWA KAMO (1830-1863) alias Tatsutoshi, alias Mitsumoto, alias Kimura Tsuguji (lo siento pero no hay imágenes suyas)

Mirad, intentar recopilar información sobre este individuo es como componer un puzzle de millones de piezas todas del mismo color. Hay tantas historias sobre él que se hace imposible distinguir realidad de leyenda, porque hasta las informaciones más serias terminan contando alguna "batallita" propia de los excesos de Serizawa.
Yo voy a contar aquí más o menos lo que creo que tiene algo de sentido y tal vez después vaya recopilando del anecdotario propio de este hombre.
Fue el tercer hijo de Serizawa Sadamoto, samurai en el barrio de Serizawa, ciudad de Namekata, provincia de Hitachi. Su primer nombre fue Tatsutoshi y el segundo Mitsumoto.
Ya podéis suponer por las biografías de los anteriores personajes ya comentados, dada su posición en el clan familiar el futuro del pequeño Tatsutoshi no era como para tirar cohetes, con suerte se ganaría la vida como mejor pudiera siendo samurai de segunda.
Si en Europa cuando se tenía un hijo que no se sabía qué hacer con él se le metía sacerdote, en Japón eran dos las soluciones, o monje o alumno de un dôjô.
Supongo que por la forma de ser posterior de nuestro protagonista, su progenitor ya debió de ver que su niño "apuntaba maneras" y le inscribió con el maestro Togazaki Kumatarô, con él aprendió kenjutsu y alcanzó el grado de maestro.
Acabada su formación entró al servicio de Takeda Koûnsai, señor de Mito y fiel a la causa nacionalista. Este último formó un grupo patriótico llamado Tengu-tô al que no tardó en unirse el joven Mitsumoto, cambiando su nombre por Kimura Tsuguji.
A partir de aquí tengo dos versiones del tema.... por un lado que el grupo Tengu asesinó a un colaborador del emperador posible partidario de la entrada de extranjeros en Japón y por lo tanto fueron hechos prisioneros. Por otro tengo la historia de que este hombre era de una manera sobrio y de otra ebrio, o que era bueno hasta que se le soltaba la tuerca y empezaba a irse mucho, pero que mucho, mucho de la olla. Así que cuando entraba en estado berserk provocaba todo tipo de conflictos y muertes.
Digamos que siendo jefe de una de las secciones del grupo Tengu se enfadó con sus subordinados ( no sé muy bien la causa, pero con este tipo cualquier excusa servía) y sacando su espada decapitó a tres de ellos en el acto. Después ciego de furia entró en el santuario shinto de Kashima y rompió un famoso tambor que se guardaba allí como reliquia, alegando que: "era demasiado grande" o_O
Sea como fuere la cuestión que como el grupo Tengu dependía del bakufu enseguida se enteraron del incidente y detuvieron a su autor encarcelándolo en Edo a la espera de juicio.
La defensa era complicada, para el tema del tambor roto alegó que era producto de su fervor por los dioses que le habían confundido la cabeza, jajajajajajaja (os suena eso de "la noche me confunde"??? jajajaja, lo siento internacionales pero es típica broma española, de difícil explicación); pero en el asunto de los asesinatos no tenía motivo ni explicación así que fue condenado a muerte.
En su celda se mordió el dedo pequeño de la mano izquierda y con su sangre escribió un poema de despedida.
Estaban a punto de matarle cuando llegó Kiyokawa Hachirô uno de los reclutadores de hombres para las rôshi-tai y dijo a los condenados que se perdonaría la vida de todo aquel que se uniera a la causa del shôgun . Adivinad quién dio un paso al frente y se salvó..........
Convocado pues a marchar hacia Kyôtô, reunió a una serie de antiguos amigos integrantes del disuelto grupo Tengu para iniciar su viaje, eran:
NIIMI NISHIKI, NOGUCHI KENJI, HIRAYAMA GORÔ y HIRAMA JÛSUKE.
No tengo las biografías de todos ellos, pero por ejemplo Niimi Nishiki tiene un origen oscuro, no se sabe cual era su nombre real puesto que con el que se le conoce es un juego de palabras, por lo tanto se le supone cierta educación y una procedencia noble o al menos de buena posición económica. Era la mano derecha del ex-convicto y esto fue lo que le llevó a la perdición.
Como resultado de su nueva condición, sobrevino un nuevo cambio de nombre en nuestro protagonista que pasó a llamarse SERIZAWA (por su lugar de nacimiento) KAMO (significa pato salvaje).
No sé si coincidiendo con el emblema de su clan (un abanico) o si fue al revés y se creó su propio "mon", pero el arma favorita de Serizawa era un abanico de hierro que pesaba 1,2 kilos, sin que eso representara un problema para él porque lo manejaba con total facilidad.
Por ahora voy a interrumpir el relato de las "hazañas" de Kamo-san, porque estamos llegando al punto en que él y Kondô-sama se conocieron. Prefiero narrar la historia conjunta a partir de ese suceso, si no os importa.

Muchos fueron los samurai y demás rônin que se unieron a la causa nacionalista y acudieron a Kyôto en busca de mejor fortuna. Pero también los hubo que ante la noticia de la formación de las "rôshi-tai" no dudaron en prestar sus servicios a su emperador y al shôgun bajo un enorme espíritu patriótico inamovible.
El dôjo Shieikan de Tama (cerca de Edo) fue uno de esos lugares que generan grandes héroes y entran en la historia por la puerta grande.
Como toda escuela de kendô que se precie, el dôjô Shieikan estaba formado por una serie de alumnos fijos bajo la tutela de un maestro y otra serie de "clientes" del clan que hacían visitas esporádicas para recibir su paga o simplemente para alimentarse durante la comida comunal. Digamos que guardaban relación con el dôjô pero no eran alumnos sino como... sirvientes.... Creo que la palabra que he puesto antes es la más correcta, en el sentido "romano" del término, no sé si recordaréis que durante el periodo imperial de la Antigua Roma había unos señores con una serie de clientes, gente con una cierta vinculación económica pero no familiar. Espero haberme explicado.
Seguramente si no se hubieran producido los grandes cambios del periodo bakumatsu, este dôjô habría continuado en el anonimato, formando a samurai en la técnica del Tennen Rishin Ryû. Sin embargo no fue así y actualmente todos los nombres de sus integrantes son pronunciados con admiración y respeto, además de constituir el verdadero núcleo central del posterior "shinsengumi". Vamos a conocerlos un poquito, ¿os apetece?

-KONDÔ ISAMI (1834-1868) Maestro y dueño del dôjô Shieikan

Hijo de una familia pobre de Musashi cerca de Edo (sí el mismo sitio de Miyamoto Musashi). Fue adoptado con 16 años por el maestro Kondô Shûsai del que adoptó el apellido.
*Aclaración* en Japón las familias que mantienen un negocio de tradición familiar si no han conseguido tener un heredero varón tienen varias posibilidades para que el apellido se mantuviera, si tenían una hija la casaban con alguien de rango inferior y adoptaba el apellido de su esposa. Si no tenían hijas entonces adoptaban al hijo de una familia pobre y éste pasaba a llevar el apellido familiar (caso de Isami).
Tenía una gran destreza con la espada pero sobretodo era conocido por su ferocidad en la práctica del kendô. Supongo que además debía de ser un buen maestro, puesto que los alumnos que marcharon con él han pasado a la historia como grandes espadachines.
Por ahora no voy a contar cómo murieron cada uno porque esos datos vendrán más adelante.
Lugar de nacimiento de Kondô-dono:


Diferentes fotografías:

-HIJIKATA TOSHIZÔ (????-1869) alumno

También era nacido en el seno de una familia humilde de agricultores. Ya durante su infancia había desafiado a todos los niños de su zona, y les había vencido.
Su hermana se casó con un hombre de cierto rango y éste le facilitó un trabajo honrado al joven Hijikata como vendedor de medicamentos a domicilio (la nueva familia a la que pasó a pertenecer fabricaba un tipo de medicamento con fórmula tradicional secreta que servía para aliviar las contusiones y golpes).
Debido a su ímpetu guerrero y sus aptitudes se presentó para una prueba en el dôjo de Kondô y pasó a formar parte de sus alumnos.
Como su origen no era puramente samurai, Hijikata desarrolló una obsesión enfermiza por el código del bushidô, el cual seguía punto por punto, de tal modo que posteriormente ya en el shinsengumi sus propios compañeros le apodaron "el demonio del shinsengumi". Era tan estricto que ni siquiera permitía en sus amigos una salida de tono, e incluso llegó a presenciar el seppuku de uno de sus amigos de la infancia sin pestañear.
Nunca se dejó influir por sus sentimientos personales puesto que quería dar ejemplo, supongo que se impuso una difícil meta siendo que partía de las clases más bajas de la sociedad japonesa.
A pesar de su comportamiento integrista y radical, su belleza física y su fidelidad a la causa hasta la muerte hacen que tenga multitud de fans en Japón, la mayoría féminas, considerándose como el ideal masculino tanto moral como físicamente.


*Nota personal* es que era bastante guapo eeeeeeeehhhhh!!!
Museo sobre Hijikata y fotografía de su katana:


-OKITA SÔJI (1844-1868) alumno

Nació en la mansión del clan Shirakawa el año 1844, se desconoce el día exacto, hijo de Okita Rintaro un samurai de la baja nobleza. Su nombre original fue Sôjirô Harumasa.
Fue un verdadero niño prodigio tanto en el manejo del shinai, boken y katana demostrando una gran destreza.
Ingresó con 9 años en el dôjo de Kondô debido a una recesión económica (los niños dormían y comían en la escuela) y aprendió la técnica Tennen Rishin Ryû del propio Kondô Isami. fue allí donde cambió su nombre.
Con 12 años derrotaba ya a todos sus oponentes, con 15 había completado su formación y con 18 era maestro de kenjutsu.
En una palabra, si hubiera sido occidental y compuesto música habría sido Mozart.
A pesar de ser un gran maestro cuentan que tenía una gran amabilidad, siempre mostraba una serena sonrisa acompañada de un magnífico sentido del humor. Solamente tomaba una actitud seria cuando iniciaba un combate.
Como contraste, muchas veces se le podía encontrar jugando con los niños como uno más, pero es que hay que darse cuenta de que este joven no había tenido infancia y por lo tanto seguía siendo un niño grande.
Su espada se llamaba kikuichi norimune y tenía un filo de 72 cm. de largo.
Dentro de las grandes figuras del periodo Bakumatsu, Okita destaca por su trágica historia. Primero contrajo la rubeola (enfermedad muy típica en niños) que le dejó muy débil de salud (teniendo en cuenta que era una enfermedad que mataba a mucha gente en aquellos tiempos, su recuperación ya fue un milagro), después contrajo la tuberculosis, enfermedad de la que tenían conocimiento tan sólo unos pocos, porque no quería minar la moral del grupo si veían que la persona más diestra tenía que retirarse.
Debido a la pérdida de sangre que iba sufriendo su cuerpo, fue adelgazando cada vez más, hasta que tanto su estado físico como los síntomas de la tuberculosis fueron tan evidentes que se le envió a un hospital en Edo.
Se dice que Okita procuraba no toser en todo el día y que por las noches, ya en su habitación, le sobrevenían unos ataques de tos muy violentos que le provocaban vómitos de sangre.
Una vez en Edo procuró siempre mantenerse bien informado sobre el desarrollo de los acontecimientos en Kyôto.
En muchas páginas se habla de que era el personaje más fuerte del shinsengumi, para luego decir.. "bueno.. fuerte con la espada".... Yo diría que se equivocan con la palabra, sería mejor decir que era el más diestro, porque en Japón el manejo de la espada no radica tanto en la fuerza con la que se da el golpe sino en la habilidad. Así pues, por supuesto Okita era el mejor y el más diestro con la espada, muchísimo más que el propio Kondô Isami.
Como podréis suponer su juventud, su amabilidad, su sonrisa y su terrible enfermedad le han hecho uno de los personajes más queridos por los japoneses.



-INOUE GENZABURÔ (1829-1868) alumno

Nacido en Hino, prefectura de Tama. Era el tercer hijo de Inoue Matsugorô.
En 1847 entro en el dôjo de Kondô. Fue siempre el más mayor en edad del grupo.

Otros samurai esporádicos que visitaban el dôjô eran YAMANAMI SEISUKE, HARADA SANOSUKE y NAGAKURA SHINPACHI , en el rango de "clientes".

Todos los ya mencionados junto con varios alumnos más partieron hacia Kyôto junto a su maestro para ingresar en las "rôshi-tai". Fueron admitidos junto con otros 13 tras aprobar el examen, pasando a formar parte de los "Rôshigumi" los defensores de Kyôto. Una leyenda comenzaba a forjarse.

 

 
 

 

 

Navigation

» Index Arlequin Creations
» Principal
» Historia
» Personajes
» Mp3
» Artbook
» Manga
» Galerías
» Colabora

 

Historia de Japón

» Shogunato
» Shinsengumi
» Restauración Meiji

» Bakumatsu

» Kawakami Gensai
» Glosario

Afiliados Elite

 

Afiliados

AniFuture.com..:: AnToKi ::..

Visita Clampfansub

Visita Clampfansub

Exchange

 

Vota!!

Vote at Anime-Links!

    The Anime Toplist - The anime Topsite    A4L xXL Top Sites    Anime AG Topsites    Serene Anime's Topsites    Anime Fan - TopSite - www.animef.com    Zona-Amv - Topsites    TopSite DoraemonWeb 3.0    

Sisters Sites

 

Sakura Card Captor Site

 

 

 

 

  ecoestadistica.com

 

Layout © Celestial-Star.NET